Cómo remodelar mi casa, conoce las claves para empezar ya
Decortips

Cómo remodelar mi casa, conoce las claves para empezar ya

como remodelar mi casa

Esto es lo que tu PERSONAL HOUSER te recomienda, recuerda que podemos darte asesoría gratuita para renovar tus espacios.

 

Ahora que estamos pasando prácticamente todo el tiempo en nuestra vivienda somos más conscientes de nuestros espacios, de su decoración, de cómo están distribuidos y hasta de ese piso que ya se ve fuera de moda. En suma, ahora entendemos mejor todo lo que nos ofrecen… entonces nos preguntamos: ¿Cómo remodelar mi casa?

Es posible que antes, por los afanes de la vida diaria, no te habías dado la oportunidad de mirarlos con más detenimiento y preguntarte si tal vez es tiempo de darles un look más contemporáneo. Tan pronto superemos las circunstancias actuales estamos seguros de que todos vamos a valorar más nuestro hogar, y también nos pondremos como meta embellecerlo con los acabados perfectos…. Sencillamente porque nosotros y nuestros ambientes lo merecemos.

 

1. Identifica tu estilo personal

Aunque te suene extraño no estaría de más que le des una mirada a tu closet y reconozcas a partir de tus prendas de vestir cuál es ese estilo que más va con tu personalidad. Este es un buen punto de partida para que te hagas una idea de cómo deberían ser los pisos, enchapes y baños que buscas. Evalúa si eres moderno, clásico, minimalista, arriesgado, fan del total look o ecléctico. Tu ropa te puede ayudar con la respuesta. O incluso te puedes guiar con estos artículos sobre cada una de las cuatro Tendencias 2020: Diseñando Emociones  – Be DramaticHeritage Alma Salvaje.

REMODELAR MI CASA

2. ¿Cuáles son tus necesidades?

Una importante pregunta previa a la remodelación y que, sí o sí, debemos formularnos es ¿qué necesito puntualmente? De esta a su vez se derivan otras subpreguntas como: ¿con quién vivo? (ten en cuenta que los requerimientos de un soltero no son los mismos de un matrimonio con niños), ¿tengo mi oficina en casa?, ¿cómo puedo facilitar el desplazamiento dentro del hogar?, ¿me conviene una cocina tipo isla o en ele?, ¿si hay adultos mayores o personas con movilidad reducida qué clase de baño les beneficia? En fin, son muchos los interrogantes que surgen, lo bueno es que la arquitectura, los acabados de obra blanca y el interiorismo tienen respuesta para todos. Por ejemplo, una persona que vive sola puede inclinarse por un diseño interior categoría ‘open concept’ o loft americano; mientras que una pareja con hijos va a preferir ambientes más pensados para compartir en familia.

REMODELAR MI CASA

3. Identifica los espacios que vas a renovar

Como no siempre es posible remodelarlo todo, entonces concentrémonos en esos espacios que por el momento les urge mayor atención. Si hace rato no actualizas los baños, puedes empezar por ahí, de pronto cambiando tus sanitarios antiguos por unos ahorradores y de alta eficiencia, las viejas griferías sustituirlas por piezas de bajo consumo de agua, o incorporar un mueble que se adapte al área de tu espacio y te sirva para ordenar tus artículos personales. O puedes remodernizar tu sala, con solo cambiar el piso. Mejor dicho, date una vuelta por tu vivienda y haz un listado de los ambientes que están pidiéndote desde hace rato una transformación, y también anota qué cosa en particular necesitan: cambio de suelos, nuevos enchapes, estrenar lámparas, etc. Ten en cuenta que pequeños cambios generan grandes transformaciones.

REMODELAR MI CASA

4. Busca el metro y el lápiz

Antes de adquirir tus nuevos acabados determina las dimensiones de los espacios que se van a intervenir. El diagrama mental de cómo deseas que luzcan tus nuevos ambientes llévalo al papel y describe allí las medidas, de este modo no quedarás sujeto a cálculos que pueden no ser tan exactos. No tienes que ser arquitecto para hacer los dibujos, una regla te puede ser de mucha utilidad.

REMODELAR MI CASA

5. ¿Cómo está el presupuesto?

No necesitas gastar una fortuna para llevar a cabo una remodelación que te haga feliz y le dé a tu casa un aire completamente renovado. Por eso primero identifica las zonas específicas donde realizarás las adecuaciones. Ten en cuenta que las compras en línea son una buena alternativa para adquirir productos a un mejor precio. Eso sí, asegúrate de que las medidas de los productos que adquieras (pisos, muebles de baño, sofás, mesas, etc.) sean acordes con el área de tu vivienda. ¡Ah!, y no olvides destinar un monto para adquirir un pequeño excedente del piso, en caso de futuras reparaciones o para resolver cualquier contingencia durante la obra.

REMODELAR MI CASA

6. Iluminación y color, inseparables

La meta es sacar el mayor provecho de la luz natural. Cuando una buena cantidad de iluminación exterior entra a la casa hay colores que se potencian como son el azul zafiro, el verde esmeralda y los tonos marrones y oscuros. Si por el contrario la claridad es más bien escasa los acabados blancos o gris claro ayudan a magnificar la sensación luminosa. Los acabados brillantes (pisos y paredes) son grandes aliados de la luz y casi que equivalen a tener una lámpara de más.

REMODELAR MI CASA

7. Tonalidades para las emociones

Si deseas espacios más relajantes puedes emplear tonos fríos, como los azules claros, los violetas fríos y los grises. Con esta gama cromática se genera una atmósfera serena y acogedora. Si no quieres arriesgar más de la cuenta puedes decidirte por mezclar colores neutros como diferentes tonos de blanco, gris o beige. Otra opción es el monocromatismo o Total Look, el que consiste en usar un único color y sus diversas tonalidades, desde las más claras hasta las más intensas. Con esto se consigue uniformidad y mayor percepción de profundidad. En el caso de los colores fuertes como el rojo, el verde y el naranja deben usarse con medida, y si te sobrepasas con alguno de ellos puedes dar alivio a la vista balanceándolo con un color neutro, los ideales son el blanco y el gris. Por último tenemos el amarillo, un color relacionado con el sol, que después del blanco es el que más luminosidad transmite. Por ser llamativo y vibrante se aconseja no abusar de él, aplicarlo en pequeñas dosis y siempre en zonas concretas. Si sientes que la elección de los colores se te está haciendo más compleja de lo esperado, existe una guía infalible. Se trata de la norma del 60-30-10. Independiente de la paleta de colores que elijas puedes programar la distribución de los tonos así: 60% tono dominante, 30% tono secundario y el 10% sobrante lo puedes invertir en los acentos de color.

REMODELAR MI CASA

8. Check list terminada

Tan pronto hayas tenido en cuenta todos estos recursos de selección ya puedes empezar la búsqueda de esos productos, que le darán a tu hogar un encanto único y con tu propio sello.

REMODELAR MI CASA

Somos TU PERSONAL HOUSER
y podemos ayudarte a renovar la imagen de tus espacios.
Consúltanos gratuitamente aquí
www.tupersonalhouser.com